A nosotros este sábado 17 de abril nos trajo un sol espléndido, también un cierzo moderado y sobre todo un espléndido ratico para estar, comer, vernos, oírnos y sentirnos en distancias cortas. Así, todo es más fácil, vamos entendiendo mejor lo que queremos y cómo creemos que podemos conseguirlo. Ya nos atrevemos a salir del Jitsi, reunirnos en una terraza, conversar y brindar por lo que ya estamos experimentando y construyendo para lograr una forma de vivir más saludable y seguro que estimulante.

Comentamos las ganas de reunirnos todos y también lo positivo que resulta hacerlo en pequeños grupos, donde se facilita participar y oír al otro, además de ir conociendo las ironías de cada cual y su capacidad de adaptación. Muestra de ello fue cómo alargamos la sobremesa en un peculiar rinconcito, apartado y protegido del cierzo que se empeñaba en acompañarnos.

Algunas del grupo continuamos la tarde asistiendo al Recital de primavera Bonhomia, donde nos encontramos con más amigas de las Crisálidas y disfrutamos de los poemas de nuestra amiga y crisálida Montse Grao.

Compartir en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *