Después de habernos formado en las materias que parecían imprescindibles para tener un conocimiento formal de lo que afecta a un proyecto como el nuestro: socios, solares, construcción, economía… y de haber intentado conocernos a través de las actividades que se han podido realizar debido a las causas que todos sabemos y a las que, por razones de cada uno, no todos los socios de Las Crisálidas han asistido, llega el momento de dar el paso final.

   Estamos a las puertas de crear una cooperativa para generarnos un hogar, un lugar compartido donde vivir y seguir activos todos los años posibles, no dependiendo de nadie sino de nosotros mismos, gestionándonos nuestra vida, nuestros anhelos y nuestras ilusiones, acompañados de otras personas que quieren más o menos lo mismo que nosotros. Vamos a comenzar un nuevo reto, uno de los primeros en nuestra comunidad autónoma, si no el primero, y no estamos solos, nos tenemos los unos a los otros, vamos a hacer nuestros estatutos donde plasmaremos cómo queremos que sea nuestro próximo tramo de vida, eso que llaman la tercera edad.

   Será a partir de ahora cuando el esfuerzo que haremos será, además de todos los que ya hemos realizado, económico, habrá que aportar dinero para el capital social de la cooperativa, para la compra del suelo donde irá nuestro futuro hogar, para los gastos que todo ello conlleva… Y, junto con la localización del solar, será el punto final para algunos de nosotros. Esto no debería desanimar al resto (los que continúen), el que algunos se vayan es algo que no se puede evitar. Además, con la concreción del proyecto el interés por unirse a él aumentará e incluso, ojalá, haya que hacer una nueva cooperativa para dar cabida a todas esas personas

    Ahora, más que nunca, va a ser necesaria la colaboración de todos, aportando ideas, aplicando filosofías de vida, provocando debates, aclarando conceptos, etc. etc. Y habrá que hacer asambleas, en cuanto se pueda, hay que votar para aprobar muchas cosas, previa discusión y deliberación, por supuesto.

    Llegó la hora de pasar a la acción. Vamos a hacer realidad el proyecto “Las Crisálidas”.

Compartir en
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *