El pasado 31 de mayo algunas Crisálidas acudimos a la actividad que organizaba la Asociación La Casa de Zitas en colaboración con la Comisión de mujeres del Picarral.    Llevábamos poemas propios y de escritores y escritoras que significaban algo para nosotras, y fuimos escribiéndolos en los escaparates de los comercios que previamente habían querido colaborar en la actividad.    Llenar de poesías los cristales fue una experiencia estupenda. Para los amantes de la expresión, poder escribir un mensaje “en gran formato” para que la gente lo lea en la calle, es una gozada. Es el sueño de la actividad al aire libre, de volver a los orígenes.    No puedo decir que fuéramos un equipo de trabajo bien conexionado, sino que fuimos un grupo simpático que disfrutamos difundiendo la poesía para acompañamiento de los vecinos del Picarral.

Concha Nasarre

Compartir en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *