[21 de mayo de 2022, 10:00]

«Las abuelas se van de casa»

El sábado 21 de mayo, en el Centro Cívico de la Cartuja Baja, asistimos al primer encuentro de vivienda colaborativa de Aragón, organizado por La Replazeta, la Junta Vecinal de La Cartuja Baja y el Ayuntamiento de Zaragoza con la colaboración de distintos proyectos: Brisa del Cantábrico (Cantabria), Trabensol (Torremocha de Jarama, Madrid) y Can70 (Barcelona).

   Cada proyecto se encuentra en una fase, desarrollo y procesos distintos. Brisa del Cantábrico es el más grande, ya que cuenta con 430 personas participando. Es como una ciudad diseñada por y para los que van a habitarla, tanto autónomos como dependientes, con apartamentos para socios, invitados, familiares y amigos.

   Se constituyó como cooperativa en 2013 con 60 socios. En pocos meses esperan que el solar de calificación rústica pase a ser urbano para posteriormente comenzar la construcción de apartamentos de 50 o 60 metros, de una o dos habitaciones con cocina, salón, baño, porche y jardín.

   Para la sostenibilidad del proyecto han elaborado una pirámide de edad con criterios de 14 personas por cada año de nacimiento.

Can70 (Barcelona) es un proyecto de vivienda cooperativa en suelo público, mediante un acuerdo con la administración que llevan negociando desde 2015 y que se ha concretado en un contrato que recoge las condiciones para una cesión de suelo de, al menos, 90 años. Can70 forma parte del grupo senior de la cooperativa Sostre Cívic, que tiene otros proyectos en Cataluña.

   Es un grupo con edades entre 55 y 70 años, con claro predominio de las mujeres. El solar cedido está ubicado en el barrio de Sarriá y tienen previsto el comienzo de obras en 2022 y su finalización en 2023.

   Trabensol (Torremocha de Jarama, Madrid) es, junto a Santa Clara de Málaga, uno de los pioneros en España y por ello un referente donde nos miramos muchos. Han sido “los primeros abuelos que se han ido de sus casas¨ y llevan nueve años de convivencia.

   Comenzaron a finales de los 90 a idear lo que querían: envejecer de manera activa, juntos hasta el final de la vida, decidiendo dónde, cómo, con quién y de qué manera. Desde el 2000 hasta el 2013, en que se instalan en los 54 alojamientos de 50 metros, todos iguales.

   Es una cooperativa de 80 socios conviviendo, además de una lista de socios expectantes que se incorporan cuando se produce una vacante. Tienen un largo camino recorrido, con una buena mochila de conocimientos que provienen de lo vivido. Sus palabras están llenas de contenido de una experiencia vital a veces compleja y apasionante. Dar solución a las necesidades del día a día dentro de una convivencia grupal y democrática amplia, con una filosofía de vida que se sostiene en una estructura y organización sólida y a la vez flexible ante las necesidades para adaptarse a los retos no solo los del proyecto sino también a los que estamos viviendo la humanidad en estos momentos.

   Estas letras son solo un poco de lo mucho que son estos proyectos, todos tienen una web que podéis consultar.

Para las personas y las asociaciones como Las Crisálidas, A Cobijo y Somos Cuidados Comunes que nos encontramos en proceso de desarrollo de nuestro proyecto, muchas gracias a todos por vuestro interés, presencia, participación, conocimientos, aportaciones en los grupos de trabajo y a lo largo de toda la jornada.

   ¿Cómo destacar lo aprendido y vivido de esta jornada?

  • Poner el proyecto por encima de todo
  • Cuídate-cuídame: obligarse a llegar sano, plantear actividades para ello
  • Cuidarnos y apoyarnos aunque no vivamos juntos, pasar tiempos de cafés etc., para animar, acompañar al médico u hospital
  • Acompañamiento emocional, interés y apoyo ante una necesidad
  • Convocar asambleilla para resolver conflictos de convivencia
  • Cómo han hecho la contratación del personal: directa y a través de empresas
  • Cómo han tratado otros grupos la dependencia
  • Pirámide de edad (14 por cada año de nacimiento)
  • Suelo privado, público, equipamiento

   Impresiones:

  • De Brisa del Cantábrico me sorprendió la dimensión del proyecto, lo organizado y estudiado que tienen todo. El suelo rústico no lo recomiendan por las dificultades y retraso que supone el cambio de uso.
  • Can70: el tesón, la ilusión, la vitalidad y la fuerza.
  • Trabensol: la capacidad de trabajo, experiencia y esas mentes claras brillantes que tienen.

   Salud para todas y todos.

Compartir en