[14 de enero de 2024]

Iniciamos el encuentro con una competida partida de petanca.

   Pepe hizo de enlace con la cafetería de las pistas de fútbol de la Federación Aragonesa y ha resultado un vermú “chapeau”. ¡Gracias! en nombre de todas.

Ahí ya se propició el encuentro, pero a continuación pasamos a una reunión más formal en círculo de conversación, dónde tocó presentarse y expresar cada una con qué ánimos y expectativas iniciamos este año. “Nos sentimos agobiados por tanta reunión y trabajo”. “Queremos un incentivo tangible para mantener la ilusión”. “Lo que hacemos nos sirve de aprendizaje”. “No perdamos el objetivo y el entusiasmo”. “Ya quisiéramos saber qué proyecto podría materializarse para ver dónde nos situamos”. “Que pase rápido este proceso de tanta burocracia”. “Busquemos caminos concretos para no andar constantemente en bucle”. “Todavía no tengo la necesidad del proyecto, pero apoyo lo que se hace, y me importa mucho el grupo”. “Quiero ver el objetivo haciéndose realidad”. “Vayamos a procesos más relajados para no llegar a la frustración”. “Que nuestro proyecto tenga unos mínimos que sean con los que todos nos identifiquemos”. “Objetivo en este momento, conocernos y formarnos”.

   Nos acompañaron dos amigos de Pilar: Toni y Álvaro, de Valencia, y nos presentaron un proyecto de red vecinal para el apoyo mutuo. Nos explicaron cómo han iniciado un cuestionario de necesidades presentes y que algunos no descartan compartir alojamiento y servicios en una cooperativa de viviendas colaborativas. Por ahora esa red de cuidados entre sí ya les sirve. Nos recomiendan que empecemos por cuidarnos personalmente, con lo que mejorará la relación grupal. La adquisición de un terreno y la forma de pagarlo irá surgiendo, es menos prioritario. En su red tienen dos exigencias obligatorias para que funciones bien: que cada persona que llegue a formar parte vaya avalada por otra y que han de participar activamente. Se ofrecen a darnos un taller de cómo poner en marcha la red y los cuidados.

   Más tarde se pasó a una reflexión sobre la temática económica, la posibilidad de recortar tiempos y procesos accediendo a un fondo inversor, pero con numerosas dudas que habrá que resolver para que se ofrezca como un sistema alternativo.

   “Habrá un día que el Proyecto estará más maduro y veremos las posibilidades que nos ofrece”

   Nos alegra volver a encontrarnos y empezar un nuevo periodo de trabajo por nuestro objetivo de convivencia comunitaria.

Compartir en