[12 de enero de 2024]

Conversar es siempre algo placentero y nos sirve para intercambiar opiniones o para conocernos mejor.

   Intentarlo en inglés es un reto porque somos una generación que no dio importancia a los idiomas (eran otros tiempos) y se estudiaba dentro del grupo de asignaturas que llamábamos “marías”.

Pero nunca está todo perdido y siempre se está a tiempo de aprender o mejorar. Entre las últimas actividades propuestas, nos ha sorprendido gratamente Emma, compartiendo sus conocimientos para ampliar los nuestros, lo cual se agradece de verdad.   Con el grupo de Crisálidas que quieren superar esa barrera de soltar una frase sin miedo y adquirir un modesto aprendizaje del idioma, acudimos un día a la semana a una clase amena donde es importante mantener la atención para no perder el hilo. El grupo es diverso con distintos niveles de comprensión, algunas llevan bastante práctica a sus espaldas, pero por fortuna no habrá exámenes (aunque nunca se sabe) así que por qué no intentarlo.   

Una buena profesora, constancia, esfuerzo y motivación… Y a conversar.

It’s never too late.

Compartir en