Plantamos un árbol joven, emocionalmente positivas a su desarrollo, esperanzadas, alegres, optimistas; en fin, creímos que todo saldría bien hasta que vemos que no avanza según lo previsto. Entonces aparece la desmotivación; nos sentimos apáticos, dejamos de confiar en el proyecto y poco a poco vamos descuidando las tareas que debían llevar adelante el sueño. Sin embargo, entre los mayores de nuestro grupo —los perennials— encontramos una gran determinación a seguir. 

   El árbol conserva, pese al invierno, las hojas verdes. Se sigue contando con un proyecto bien definido, un grupo bien afianzado, y hay confianza en aquellos que tiran de nosotras, e incluso, nos contagia el ímpetu de la gente más joven que entra en el equipo.

  Vamos a creer lo que nos dicen, que quizás estas dificultades se convierten en oportunidades que nos acercan a nuestro objetivo, a un futuro que llegará. 

   Es imprescindible esa actitud perseverante de quiénes antes necesitan llegar. Debemos ser constantes con los objetivos, pero también en nuestras emociones y comportamientos solidarios, honestos y confiados. 

   ¡El árbol va a dar sus frutos! 

   Es necesario que todos nos automotivemos a lo largo del proyecto, hallemos nuevos intereses que nos mantengan satisfechos con la labor que estamos realizando, de lo contrario la tarea será una pesada carga a arrastrar, más que un sueño hermoso a cumplir. 

   Cierto que el proyecto puede ser redefinido, buscar otras salidas a las inicialmente programadas, las condiciones a nuestro alrededor pueden variar. 

   Pero no tenemos miedo a equivocarnos, está en el plan de nuestra vida, nos merecemos aquello por lo que luchamos. 

   Estos pioneros del proyecto nos quieren decir que detrás de cada gran éxito generalmente se esconden varios años de perseverancia asertiva. Son muy pocas las personas que consiguen sus objetivos a la primera, tan pocas que realmente son la excepción de la regla. 

  Fuerza para seguir adelante, luchando por nuestros sueños, ¡que llegarán!

Compartir en
Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .