Una estrella azul

El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos…

Sí, así es: como cantaba Pablo Milanés

 El proceso vivido estos últimos meses ha sido emocionante, intenso, lleno de incertidumbres y con ciertos sentimientos de tristeza por aquellos compañeros que  abandonaron la Asociación o no se sumaron a la Cooperativa. Es hora de renovar fuerzas y apoyos, ¡ojalá sean también institucionales!

 Este proceso y devenir nos abre la posibilidad de pertenecer tanto a la Asociación como a la Cooperativa, las dos se complementan. Aunque pudiera parecer que las fuerzas se dividen o merman, no debe ser así, quizás debemos pensar que se redistribuyen, ya que las dos persiguen el mismo objetivo aunque los tiempos y espacios sean distintos. Si la Asociación es fuerte, nutrirá la Cooperativa y esta también lo será. Si la Cooperativa es fuerte, la dinámica de la Asociación será enriquecedora. Se necesitan mutuamente y las sinergias son tan intensas que sirven para que ambas alcancen el objetivo que buscamos.

La Asociación debe dinamizar el grupo, perseguir nuestro envejecimiento activo, colaborativo y solidario y buscar fórmulas para que esto se materialice, mientras que la Cooperativa tiene la posibilidad de materializar este objetivo en un espacio y tiempo determinado, abriendo la vía para que asociacionistas y cooperativistas consigan un espacio de viviendas colaborativas que reúnan las condiciones que cada uno exigimos o se adapte a las perspectivas de cada uno

Si un proyecto no nos satisface a tod@s, otras fórmulas o proyectos pueden surgir, pero desde la unión y no desde la división. Quizás las variables económicas o colaborativas o los servicios sean diferentes pero serán buenos si se adaptan a nuestras posibilidades y conveniencias. Todo es válido y enriquecedor si contribuye a nuestro objetivo común. «Juntar esos sentimientos y hacer más bello el camino…» ya que «…el futuro algún día llegará…» y es el que «…sigue llenando este minuto de razones para respirar…»

Nuestro sueño de envejecer en un espacio colaborativo cada vez es más fuerte y más alcanzable.

!A por ello!

Las frases entrecomilladas corresponden a versos del cantautor recientemente fallecido Pablo Milanés. In memoriam

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Argentina, 1985

   «Nunca más». Rotunda y severa negación que hemos oído en más de una ocasión para no aceptar categóricamente una situación o hechos acontecidos. Con esta frase cierra su alegato acusador el Fiscal Julio César Strassera contra las juntas militares argentinas responsables de las desapariciones y torturas de ciudadanos argentinos durante sus gobiernos desde 1976 a 1983. «Argentina 1985» reconstruye, a la manera hollywoodiense, el juicio contra la dictadura del General Videla. Desde el primer momento, este drama nos hace empatizar con la tesis de la fiscalía a base de una notabilisima interpretación de Ricardo Darin, digna de una buena mención o premio, que interpreta al fiscal Julio César Strassera y de un buen ritmo narrativo con notas de humor y ciertas dosis de incertidumbre y tensión. En ningún momento la película cansa o se hace lenta debido a un tempo acertado que mantiene un ritmo narrativo que nos «engancha». Mediante el reflejo de la vida familiar, personal y profesional del protagonista, empatizamos con el protagonista, quien recurre a jóvenes sin experiencia para armar la causa judicial y lograr su sintonía con la sociedad argentina y su éxito en un proceso contrarreloj como fiscal.

Una buena película basada en unos hechos recientes que hemos conocido y que nos resultan familiares y que los argentinos supieron afrontar desde una perspectiva valiente y civil, no sin tensiones, y que supuso una lección de justicia y patriotismo democrático, sentando un precedente para que nunca más se den las circunstancias juzgadas.

Fernando Bel


Argentina, 1985 es una película de drama histórico argentino-estadounidense de 2022 producida y dirigida por Santiago Mitre y escrita por Mitre y Mariano Llinás.

Está protagonizada por Ricardo Darín, Peter Lanzani, Alejandra Flechner y Norman Briski. 

Tormenta de otoño

[9 de septiembre de 2022, 18:30]

Tras un extenuante verano en el que el rigor climático y el ciclo vacacional han marcado la consabida relajación estival de nuestras obligaciones y ritmo vital, ha llegado septiembre. Un mes para los reencuentros, la renovación de compromisos o la adquisición de otros nuevos. También, meteorológicamente hablando, un periodo en el que la inestabilidad del aire, junto a la humedad y cualquier factor desencadenante, hacen que se formen fuertes tormentas.

Estos últimos días hemos vivido nuestra propia tormenta en la asociación.

   El pasado día 9 de septiembre tuvimos una reunión plenaria para tratar los temas de la financiación de la cooperativa y del porcentaje de capital social.

   Tras la exposición de las ventajas e inconvenientes de las diversas formas de financiación, las intervenciones habidas dejaron patente las diferentes posturas con respecto a ésta. Desde una autofinanciación que evitaría el encarecimiento del proyecto y de la cuota mensual hasta la financiación externa que facilitaría una mayor adhesión de socios y la financiación mixta en la que cada socio podría adoptar una u otra fórmula según sus necesidades o conveniencias; sin olvidar la financiación mancomunada o la enteramente privada por parte del socio que la necesite u opte por ella. También se comentó sobre la deriva del proyecto inicial y la solidaridad con los socios que tengan dificultades, la necesidad de constituir ya la cooperativa para avanzar o de posponerla para aclarar aspectos relativos a esta; así como sobre el capital aportado y su consideración (hubo numerosas intervenciones de las que no recuerdo todas ni todos los detalles, por lo que pudiera incurrir en graves olvidos).

   Las estimaciones de costes, las incertidumbres de ciertos aspectos esenciales con respecto al proyecto que hasta que no se forme la cooperativa no se resolverán y ciertas discrepancias con respecto al proyecto, fomentaron una situación de inestabilidad en algunos socios que decidieron, esta última semana, abandonar Las Crisálidas. Se conjugaron todos los factores para que se desencadenara la tormenta: inestabilidad (incertidumbre), humedad del aire (reflexiones personales sobre el proyecto y su deriva), mecanismo que propicie la elevación del aire caliente y húmedo hacia las capas frías (malestar en algunas intervenciones del plenario y comentarios en el chat…). El resultado de esta apreciación personal o situación, hizo que se produjesen unas bajas en cascada que afectaron al ánimo de la asociación.

   Después de las intervenciones citadas hubo turno para los portavoces de los grupos de debate, que expusieron y/o resumieron sus conclusiones respecto a lo que se propuso debatir.

   En el Grupo A la opinión mayoritaria apoya la financiación mixta, el debate fue largo y no se pudo debatir ni tomar decisiones sobre el punto del capital social. Se interpeló sobre la elección del solar del Barrio de Jesús a los miembros de la Comisión de Solares, quedando claro que dicha elección servía únicamente para elaborar un ejemplo de proyecto a presentar al Ayuntamiento, quedando abierta la posibilidad de que el proyecto pueda desarrollarse en cualquier otra ubicación.

   En el Grupo B, al no existir unanimidad sobre la financiación se acuerda seguir estudiándola. Plantean la posibilidad de buscar un promotor privado para la construcción y definir cómo debe ser el retorno del capital social. También se opina que el proyecto de colaboración con la Asociación de Vecinos del Bº de Jesús es viable.

   Por parte de la Comisión de Solares se informa de las conclusiones reflejadas en la última acta y además, por parte de otros miembros, se informa de la existencia de solares en Arcosur y Cuarte; y de un solar en el Actur que por sus características sería idóneo ya que podría albergar 35 apartamentos y constaría de planta baja más dos. El precio es de 1.450.000€, a negociar.

   Por último se decidió seguir con el proceso de constitución de la cooperativa y para tal efecto se convocó una Asamblea Preconstituyente para el 27 de septiembre, en la que se establezca el calendario y también el proceso de elecciones al Consejo Rector.

   Se planteó también la celebración de otra reunión plenaria para tratar de temas como de los cuidados y otros puntos a contemplar en el futuro Reglamento de Régimen Interno.

   Las tormentas refrescan el ambiente, duran poco y constituyen una recarga energética. Tras la tempestad vuelve la calma.

La hija oscura

(Sobre las relaciones)

  A lo largo de los años nos vemos inmersos en multitud de relaciones: laborales, de amistad, de pareja, paterno filiales… y también tóxicas. Innumerables relaciones. Unas son más intensas y cortas que otras, otras de mayor calado y más duraderas, aunque todas evolucionan con el tiempo y en ocasiones se transforman sustancialmente.      

Desde que nacemos estamos inmersos en ellas, nos vienen impuestas o voluntariamente las iniciamos. Salir de ellas puede ser más o menos complicado, casi más que cuando las comenzamos y con cierto coste emocional si no sabemos gestionar bien los tiempos, ya que casi todos sentimos desasosiego cuando se rompen lazos y podemos tener alteraciones en nuestra personalidad, y ni que decir que en nuestro carácter. A veces abandonar una relación abruptamente puede ser lo mejor, nuestra salvación, sobre todo si es una relación tóxica y ello sirve para el resurgimiento de nuestra identidad.      

Nuestras relaciones nos identifican, condicionan y humanizan, y sus interrelaciones son numerosas sin podernos preservar de sus efectos, solo algunas personas con un alto grado de conciencia y control mental son capaces o podrían ser capaces de aislarlos. El desarrollo de una relación que no sigue nuestras expectativas ocasiona cierto sufrimiento y problemas.

Y… a estas alturas del escrito os preguntaréis: ¿a qué viene esta reflexión de alguien no “docto” en la materia? Os diré que surge al hilo de haber visto el largometraje “La hija oscura”.    

 “… drama psicológico dirigido con precisión por Maggie Gyllenhaal, que llega con tres nominaciones a los Oscar: guion, y para dos de sus actrices, Olivia Colman y Jessie Buckley.”      

La película se basa en una novela del autor/a Elena Ferrante.      

La relación de una madre con sus hijas la somete a la disyuntiva de renunciar a su carrera profesional como factor de desarrollo personal o dedicarse a una vida familiar que le absorbe y a la que socialmente se ve abocada por su rol de madre. Su elección le llevará, en un futuro viaje a Grecia, a revisar su vida y relación con sus hijas, cuando la revive observando las relaciones de una joven madre. Las dos se observan y reflejan sus carencias en la otra. La maternidad vivida con cierta culpabilidad nos hace replantearnos la necesidad de revisar las relaciones materno-filiales en pos de un mejor desarrollo personal de la mujer.

Cuando nuestro proyecto sea realidad, muchas de nuestras relaciones ya maduras se verán condicionadas por las que se darán. Deberemos ser muy conscientes y decantarnos por aquello que nos desarrolle personalmente en ese momento, por aquello que nos permita “volar” aunque rompamos viejos clichés atribuidos a personas mayores.  

LA HIJA OSCURA 2021

Directora: Maggie Gyllenhaal

Fernando Bel

Semblanza:
Descripción física o moral de una persona, generalmente acompañada de una breve biografía.
Retrato o bosquejo biográfico de una persona.

Hola a tod@s. Recién aterrizado en Crisálidas, me dispongo a dar forma escrita a una petición recibida: escribir mi semblanza. Es difícil pues hablar en público de uno mismo no deja de ser un acto de desnudarse ante los demás y con el paso del tiempo cuesta mucho despojarse de aquellos ropajes que le envuelven y protegen e incluso forman su propia piel.        

De entre las dos definiciones encontradas, me he decantado por la segunda (RAE) ya que una descripción física sería incapaz de realizarla puesto que ni yo mismo me reconozco cuando me miro al espejo de un día para otro y la disociación entre lo que veo y la imagen que yo creo que tengo de mí, es abrumadora. Y en cuanto a una descripción moral, también me sería muy difícil y además me la cuestionaría al momento porque con mis años ya me he planteado muchas veces qué es la moral y cuál es mi moral ante los continuos hechos que se suceden día a día.      

Uff… demasiado complejo y una diatriba filosófica permanente. Así que me decanto por escribir una breve biografía, si es posible, porque con 62 ya bastante pasados, los hechos biográficos son innumerables y además, según el día y el estado de ánimo, algunos, totalmente variables. Seré práctico y trataré de resumir mi vida de forma que evite las fechas y un listado de enumeraciones, si puedo.      

Nazco en Alcañiz en la grisácea postguerra y tras una infancia de juegos en la calle, a la salida del colegio, de canicas y de “churro va”, de escondites y una adolescencia de risas y diversiones con los amig@s de la pandilla en los “cachirulos” donde los bailes agarrados se sucedían con los primeros pitillos mentolados, comienzo mis estudios en Zaragoza. Allí todo cambia y tras dos cursos de “estudios” y “diversión”, abandono la ciudad y vuelvo a Alcañiz para trabajar.      

Tras cuatro meses de trabajo y soportando el rigor del clima del Bajo Aragón, en verano, aprendo la lección más importante de mi vida y decido retomar los estudios, pero esta vez me voy a Teruel donde a la vez de estudiar también trabajo y comienzo a entender de qué va la vida. La crisis de los ochenta me coge de lleno y mi única alternativa consiste en opositar.      

Tras encerrarme un año apruebo la oposición para maestros en Barcelona. Mis primeros puestos de trabajo son en barrios obreros del cinturón de la ciudad, lo cual me facilita conocer a un tipo de alumnado con el que he trabajado toda mi vida, excepto cuatro años en el medio rural. Tras treinta y cinco años trabajados, la mayor parte de ellos en los IES de Zaragoza con alumnos desfavorecidos, me jubilo con mis hijos ya mayores, que no independizados totalmente, y alterno mi vida con mis estancias en Zaragoza, de donde soy, y Ayerbe, donde puedo disfrutar sencillamente de la naturaleza.      

Mis aficiones son tantas, tan variadas y me ocupan tanto tiempo que no puedo desarrollarlas todas. Pero si me decantase por alguna, esta sería la de viajar, que me obliga a leer, fotografiar, conocer, aprender y también a hacer bricolaje en mi furgo. Es tan completa, intensa y motivadora para mí que embarga mi vida y constituye en gran parte mi motor vital.

 En esta última etapa, cuando uno toma conciencia de su libertad y la ejerce sin miramientos y la soledad asoma en cada rincón de la casa, es cuando conozco a Crisálidas y veo una gran oportunidad de crecimiento y motivación personal. Conocer, aprender y compartir un bonito proyecto de vida, cuando todo esto parecía ya desvanecerse, con personas inquietas con una enorme experiencia y sabiduría y también viajeros, como yo, de la vida, es no menos que apasionante.

   Gracias por vuestro acogimiento y espero poder aportar un pequeño grano de arena a este proyecto.

«Ten siempre a Ítaca en tu pensamiento.
Tu llegada allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguardar a que Ítaca te enriquezca.
Ítaca te brindó tan hermoso viaje.”

Konstantino Kavafis