Estatutos de la asociación actualizados

El 23 de octubre del pasado año, en una de las primeras reuniones de la nueva Junta Coordinadora, comenzamos este largo proceso que nos ha traído hasta aquí. Hemos leído los antiguos estatutos, primero individualmente y luego los hemos debatido en grupo dentro de la Junta Coordinadora. Hemos confrontado nuestros puntos de vista, analizado los progresos realizados en la asociación y valorado los medios de los que nos dotamos en su día.

En estos cuatro años de vida de la asociación el grupo humano ha madurado y hemos aprendido a aportar lo que cada uno es y sueña, colaborando en los pasos que como grupo vamos dando. Tenemos nuevos retos por delante y estamos dispuestas a afrontarlos. Para ello necesitamos una asociación ágil, participativa, abierta, en la que se vayan incorporando nuevas personas que aporten su punto de vista en este proyecto que vamos construyendo juntas. Nunca partiendo de cero: hay mucho camino recorrido; y nunca cerradas a los cambios: lo que no crece, muere.

Creemos que estos Estatutos que aprobamos en la Asamblea del 28 de mayo, son buena muestra de ello. La Comisión de Estatutos ha colaborado en modificar aquellos aspectos que ya nos parecían superados o que nos encorsetaban en exceso. Nunca agradeceremos bastante su trabajo no solo en este último tramo, sino en la paciente y concienzuda elaboración de aquellos primeros del año 2021 y de los recientes Estatutos de la Cooperativa.

Tenemos nuevos proyectos, nos incorporamos a redes que hacen el mismo camino, no queremos renunciar a seguir construyendo nuestro futuro… ¡sabemos lo que queremos! y lo que necesitamos: compañeros y compañeras que lo compartan activamente.

Por la Junta Coordinadora,

Conchi Antolín Coma

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Proyecto COOPUBLIC_ESS

 Impulso de la colaboración público-comunitaria para el Desarrollo Sostenible desde la Economía Social y Solidaria” 

En la Asamblea Extraordinaria de la Asociación, del 28 de Mayo de 2024, se decidió firmar la carta de apoyo al proyecto COOPUBLIC_ESS que nos remite el Grupo de Trabajo de Vivienda Colaborativa en REAS Red de Redes.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

No estamos locos…

…¡sabemos lo que queremos!

¡Vivan los novios!

Pues sí, hemos celebrado ¡la primera boda en Las Crisálidas!

Y no, no están locos: saben lo que quieren y lo que se quieren.

No sabemos si será la primera de un montón, o la única. En cualquier caso es un acontecimiento a celebrar y eso hemos hecho en el marco del “Taller de Valoración de necesidades y creación de una Red de apoyo”, promovido por la Comisión de Cuidados de la Asociación e impartido por Alvar y Tony, compañeros de Valencia.

Carmen y Jesús están desde los primeros días en la Asociación, compañeros desde el inicio. Nos han ofrecido su casa, sus pueblos de origen, su arte, su trabajo… no podíamos acercarnos de uno en uno y saludarlos con un ritual “Enhorabuena”. ¡Elegimos ver sus caras de sorpresa!

Carmen escribe poesía, Jesús es un artista que trabaja con el hierro. En una semana se organizó el festejo: un juego que nos recuerde que hay que ser un poco locos para atrevernos a realizar los sueños, después era un ramo de flores para Carmen y… ¡no! el ramo será para Jesús y no de flores sino del hierro que él sabe convertir en el sonido del viento agitando las hojas de una sabina. Y las flores de Carmen serán un árbol que habrá que cuidar para que crezca y florezca cada año. Y lo hacen juntos porque “no puedo vivir sin ti”… ¿qué somos sin compañeros de camino?

Porque “celebrar es cuidarse”. Hablar de cuidados haciendo sólo referencia a “lo que nos falta” es quedarse a mitad camino. Cuidar es crecer, es festejar la vida, es abundancia no solo “completar”, es desbordar… que la fiesta une y levanta. Por eso somos felices cuidando y cuando nos cuidan, por eso con el cuidado hacemos crecer y crecemos en todo eso que nos hace más humanos. Por eso celebramos la boda de Carmen y Jesús, y les agradecemos la ocasión.

Manual de instrucciones

¿Qué hacemos con el manual de instrucciones de la lavadora?

Y digo de la lavadora porque, actualmente es el único que conservo, creo… Recuerdo haber cambiado la rueda del coche y abrir el capó y mirarle el nivel del aceite y del agua del radiador, cargar el sistema de mi primer Macintosh cada vez que lo encendía… ¡Ya no!

Los aparatos cada vez son más complejos, tecnológicamente, y sin embargo más intuitivos en su manejo. Eso está bien, es más cómodo, pero yo siempre he sido lectora asidua de los manuales. Es raro, sí, ya lo sé.

Por eso, después de la Asamblea del 29 de septiembre pasado —elección de la nueva Junta Coordinadora— no os lo creeréis, pero lo primero que hice fue cogerme los Estatutos y leérmelos con lápiz y papel.

Luego, ya más relajada, pensé que, felizmente, ni las personas, ni mucho menos los grupos sociales, vamos con Manual de instrucciones. Que lo importante no lo tenemos escrito, lo vamos aprendiendo conforme respondemos a las situaciones que se nos presentan y así cambiamos, avanzando por un camino nuevo siempre.

Sin embargo, y asumiendo cierta contradicción, los manuales de instrucciones, nuestros Estatutos, siguen teniendo su función, su consulta nos pone de nuevo en el camino en caso de duda.

En esa lectura primera me sorprendió el montón de artículos que tres, casi cuatro, años atrás nos habíamos puesto como marcas para facilitar nuestro camino, y que ahora, con un trecho ya recorrido, veía innecesarios (esos programas de lavado que nunca usamos).

Comentando estas impresiones en la nueva Junta Coordinadora, y con algunos compañeros de la anterior, decidimos tomarnos como tarea de esta etapa una revisión nuestros Estatutos. ¡Ya sabes: el Manual de Instrucciones cuanto más sencillo, mejor!

Después de una lectura y trabajo individual, varias sesiones de puesta en común y debate en las reuniones de la Junta, pasamos nuestras propuestas a la Comisión de Estatutos que en su día los redactó, y así hemos llegado a una propuesta conjunta, y concreta, que someteremos a debate, y votación, en una próxima Asamblea Extraordinaria.

Necesitamos, pues, de vuestra atención y trabajo: una Asociación que defiende la autogestión implica unos socios activos y críticos que toman en sus manos, responsablemente, las decisiones, mirando no solo el interés o preferencia personal, sino lo mejor para el colectivo. En este caso para renovar nuestros Estatutos, ¡sabemos lo que queremos!

Os vamos a pedir a todos los socios que os leáis nuestra propuesta, que aportéis las enmiendas que sean necesarias, y que acudáis a esa Asamblea en la que vuestra opinión, y voto, será imprescindible.

Así cuando nuestra “lavadora” haga ese ruidito sospechoso que nos alarma, podamos consultar su Manual, sin marearnos, y seguir adelante otro trecho.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

La Cincomarzada de 2024

  Recuerdo que, de muy niña, vivíamos en la Calle de la Biblioteca, luego Dr. Gómez Ulla (ahora ya nada… bueno, si! se ha convertido en una explanada que da visibilidad a la Iglesia de Santiago el Mayor). Allí, desde el balcón, veíamos las bodas en primavera y la calle, estrecha, nos llevaba a la Plaza del Carbón, entonces lugar de juegos infantiles, de reunión de los vecinos y charlatanes (ahora —ya sé que sobre gustos no hay nada escrito— la horrenda plaza Salamero donde las estructuras metálicas han sustituido a los árboles… ¡ah, claro! que debajo hay un estacionamiento). Bueno, que me voy de tema, retorno: por entonces, en casa, en ciertas fechas se hablaba de la abuela Rojilla, yo creía que era su nombre, que siempre el 5 de Marzo cogía su fiambrera (aún no había “tápers”) y se iba a la arboleda de Macanaz, ¡a comer! 

Ya no volví a oír esa fiesta hasta pasado 1981 cuando unos amigos me invitaron a una caldereta, sobre fuego en el suelo, creo recordar! Entonces le puse historia a la abuela Rojilla         —desechando ya que ese fuera su nombre real— y su fiambrera en el margen izquierdo del río.

   Este 5 de Marzo propusimos, como en alguna otra ocasión, ponernos con una mesa Informativa y airear a nuestras Crisálidas y al proyecto de vida compartida que nos ha reunido. Como el día acompañó, por allí pasó media Zaragoza: peñas, familias, parejas, personas solas dando un paseo al sol… luego a media mañana apareció la comitiva de la Federación de Barrios con sus “galletas” reivindicativas, los cabezudos, la música… Luego ya el olorcillo de los chorizos en las brasas y las calderetas o paellas.

   Todo el día en un ambiente festivo y reivindicativo, sintiéndonos unas más en aquel barullo de asociaciones, grupos juveniles, cooperativas ecologistas… todos mostrando con orgullo su logro, esfuerzos aunados en un único objetivo: organizarnos en la búsqueda de una sociedad articulada en la que hacer realidad los distintos proyectos que bullen en nuestras cabezas y hacer realidad nuestros sueños colectivos.  
 

   Al año que viene vendremos con nuestras fiambreras, dijimos, que es una pena volverse a comer con aquel jolgorio. ¡Y a ver si nuestro sueño entonces ya ha dado dos o tres pasos más hacia adelante!

Avanzamos, crecemos… ¡estamos vivas!

   Pues así es, sí… así es la vida! Lo que no avanza, retrocede… lo que no crece, muere.

   Y después de este principio tan trascendental (¡no asustarse!) solo hay un paso más, pequeño, en el camino de nuestra Asociación, de nuestro proyecto soñado y compartido. Un relevo después de dos años de trabajo de nuestros compañeros en la Junta Coordinadora, una Asociación que ha madurado con el entusiasmo de todos los que la formamos, que se ha abierto y relacionado con otros grupos, con experiencias distintas de las que vamos aprendiendo y, con ello, creciendo.

   En estos dos años nos hemos conocido mejor, hemos hecho amigos y amigas que luego han seguido otros caminos, sus caminos, que sabemos se volverán a cruzar en un momento u otro. Hemos dado forma a una Cooperativa, la primera, y seguimos… un paso más!

   Avanzamos, crecemos… estamos vivas!

   Con varios retos por delante: acrecentar el número y, sobre todo, la participación de los socios, colaborar con el resto de entidades en la difusión social del modelo de viviendas colaborativas, implicar a las instituciones en proyectos que superen la dicotomía público-privado: lo colectivo, lo cooperativo es el futuro si queremos una sociedad participativa y protagonista del tramo de historia que le/nos toca vivir.

   A nuestra Crisálida le brillan las alas con el deseo de, ¡ya!, empezar a volar…

   Hoy, la Asamblea del 29 de Septiembre del 2023, solo ha sido un pequeño paso más, una nueva Junta Coordinadora que comienza sus dos años de mandato, con el apoyo —nunca bastante agradecido— de José Luis y Michel, compañeros que generosamente hacen de enlace y dan continuidad con el estupendo trabajo realizado por la Junta anterior

Pero un pequeño paso que demuestra que avanzamos, crecemos… ¡estamos vivas!

En dos días (es un decir… que primero nos vamos a Orihuela del Tremedal), Moly, Bea, Elisa, Javier, Michel, José Luis y Conchi nos ponemos a trabajar como una sola persona, un equipo, y contamos con todos vosotros, los que nos estáis leyendo… sí!

   Gracias por la confianza depositada… y ¡a volar!

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Historia, valores y objetivos

   Este último viernes, 26 de mayo, tuvo lugar otro nuevo Encuentro de Reflexión y Debate, esta vez con el objetivo específico de dar a conocer la historia, objetivos y valores, así como el funcionamiento de nuestra Asociación, a los nuevos socios y otras personas que habían mostrado interés por el proyecto.

   Nos reunimos en el Centro Joaquín Roncal unas 35 personas, repartidas casi por partes iguales entre socios veteranos y nuevos socios.

   Empezamos con una dinámica, presentada por Moly, quien nos propuso una pregunta: “¿Qué te emociona?” que fuimos respondiendo, ágil y brevemente, en una ronda de todos los asistentes creando así una atmósfera inicial de vínculos compartidos.

 Pasamos después al desarrollo de la sesión que constó de varias partes:

  • Prehistoria e historia de la asociación: Alfredo y Lola fueron repasando los momentos más importantes desde las primeras reuniones de amigos hasta la inscripción en el registro de asociaciones como “Las Crisálidas”, en noviembre del 2019, y posteriormente la Cooperativa “Las Crisálidas Aragón, S. Coop.” en el Registro de Cooperativas de Aragón, en octubre de 1922. También expusieron los Objetivos y Valores sobre los que se asienta el proyecto, los hitos que marcaron este camino y las crisis que, como en todo sistema vivo y en crecimiento, no han faltado.
  • Funcionamiento de la Asociación/Cooperativa: Se presentaron brevemente, por parte de alguno de sus miembros, las Comisiones que funcionan actualmente: Reglamento de Régimen Interno —de la Cooperativa—, Acogida y Mediación, Actividades, Comunicación, Cuidados y Dependencia, Economía, Solares y Edificación. También los Grupos de trabajo de Relaciones externas (REAS Vivienda Aragón y Vivienda senior Estatal) y el Consejo de Redacción del Boletín.
  • Momento de preguntas y aclaraciones sobre lo expuesto que estuvieron centradas en las implicaciones económicas de la cesión de uso, y en el tema de solares. Muchas de las cuales quedaron abiertas pues dependen, en parte, de la elección del solar, quedando claro que lo interesante de nuestro proyecto es que lo vamos definiendo paso a paso los que en cada momento formamos parte de él.
  • Estrategia inmediata: Se presentaron las cuestiones prioritarias en las que actualmente se está trabajando como son:
    • ​​​Elección de solar (Adquisición/Cesión de uso)
    • Plan de Viabilidad
    • Sistema de financiación
    • Aportaciones al Capital Social de la Cooperativa
    • Proyecto arquitectónico: licencias, construcción, asignación de Unidades Habitacionales, y…
    • ¡ya! …a vivir a nuestra casica.

Y después de dos horas y media de intensa participación decidimos dar por concluida la reunión informativa, y pasar a asuntos más relajados en torno a unas cañas en la plaza del Pilar.


* Para concretar esta información podéis acceder aquí a la presentación básica proyectada durante la sesión.