Convive Aragón

Construcción colaborativa e impulso colectivo para las nuevas formas de entender la vivienda

Durante la tarde del viernes 12 y la mañana del sábado 13 de abril tuvo lugar Convive Aragón, el Foro de Vivienda Colaborativa y Cuidados organizado por el Grupo de Vivienda de REAS Aragón y La Replazeta. La cita confirmó el momento interesante para las soluciones alternativas al problema de la vivienda al superar las 250 participantes en los diferentes momentos que nos ofreció el encuentro.

Los grupos ya en marcha en Aragón en torno a la promoción de vivienda colaborativa, las comunidades de cuidados a ellos asociadas, las personas socias y otras interesadas en estas fórmulas de acceso a la vivienda y los cuidados, pudieron compartir espacio y dinámicas con otros proyectos en formación, personas expertas en diferentes aspectos del modelo, técnicas de diferentes administraciones públicas y especialistas en economías transformadoras, sostenibles y solidarias. En un resumen general, podemos estar muy satisfechas por el trabajo desarrollado desde el Grupo de Vivienda de REAS Aragón y el resto de la organización de Convive Aragón, tanto por la asistencia al evento como por el interés de los diferentes actos del programa. Confiamos en poder repetir la experiencia en años sucesivos y contar así con una fecha periódica para seguir la actualidad y tomar el pulso al desarrollo de la vivienda colaborativa en nuestro territorio.

Sobre las ideas presentadas, compartidas y debatidas durante los dos días, podemos subrayar la insistencia, reiterada desde diferentes puntos de vista, de las posibilidades del modelo cooperativo, colaborativo y de cesión de uso para ampliar el parque de hogares disponibles, ofrecer maneras de acceso a la vivienda más asequibles y su adaptabilidad a las sociedades en que vivimos.

Se insistió también en la importancia que tiene la implicación de las diferentes administraciones públicas para asentar, extender y profundizar el modelo, el derecho a la vivienda y la capacidad de autogestión en temas relacionados con la propia casa.En este sentido, se echó en falta la presencia, en especial la tarde del viernes, de alguna persona en representación de las instituciones públicas aragonesas. Tanto Gobierno de Aragón como Ayuntamiento de Zaragoza declinaron la invitación a asistir y dejaron pasar una importante ocasión de demostrar su compromiso con un asunto que se sitúa entre las principales preocupaciones de la ciudadanía. Sí que asistieron cargos públicos y personal técnico de Navarra, Canarias y Asturias, así como trabajadoras de diferentes administraciones aragonesas relacionadas con vivienda, servicios sociales, atención a la dependencia, juventud o tercera edad.

Políticas públicas, economía transformadora y oportunidades

El centro Joaquín Roncal de Zaragoza acogió durante la tarde del viernes las primeras citas de Convive Aragón. Como apertura del foro, Víctor Meseguer (Comisionado Especial para la Economía Social del Ministerio de Trabajo y Economía Social) pronunció unas palabras optimistas, convincentes e ilusionadas sobre el modelo de la vivienda cooperativa, su relación con la Economía Social y la capacidad de ambos para ofrecer transformación económica, innovación y justicia social, y compromiso y sostenibilidad medioambiental, aportando así algunos atisbos de esperanza en una realidad convulsa y por veces más que oscura.

La posterior mesa redonda contó con la participación de seis personas a través de cuyas aportaciones fue posible conocer mejor el amplio abanico de acercamientos posibles a la vivienda colaborativa y las diferentes soluciones que ofrece. Desde el lado de las administraciones públicas, participaron en la mesa Maite Arrondo Segovia (directora general de Vivienda del Gobierno de Navarra), Julio Martínez Martínez (jefe de servicio de inspección y calidad de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Gobierno de Asturias) y Víctor Bellido (Director de Fondos Next Generation de la Viceconsejería de Bienestar Social del Gobierno de Canarias). Cada una de estas personas, mostró la misma realidad desde su propio prisma: la de un modelo capaz de mejorar las opciones de acceso a la vivienda y los cuidados mediante la colaboración entre proyectos y administraciones públicas.

La mesa se completó con Meritxell Coello Tortajada (desarrollo estratégico de Fiare Banca Ética), que se centró en cuestiones relacionadas con la financiación,  David Guardia Mascó (coordinador en Sostre Cìvic y Habicoop) y Javier del Monte (arquitecto y gerontólogo, coordinador de proyectos en Jubilares), quienes sumaron el punto de vista de los propios proyectos y las personas que habitan en viviendas de construcción colaborativa y gestión cooperativa en Madrid y Barcelona.

La tarde del viernes se cerró con un espacio dedicado al encuentro personal, grupal y las relaciones profesionales con un cóctel servido por La Ciclería, durante el cual fue posible conversar con las personas ponentes y las responsables de los proyectos aragoneses de vivienda colaborativa.

Mundo rural y cuidados desde la vivienda cooperativa

La jornada del sábado se abrió con la presentación de varios grupos formados en Aragón en torno a proyectos de vivienda colaborativa que se encuentran en diferentes fases de desarrollo. Compartiendo el desayuno, se dieron cita A Cobijo, Las Crisálidas, Somos Cuidados Comunes y L’Arna, con diferentes personas socias o no de estos u otros proyectos.

El resto de la mañana se dedicó a trabajar, en dos grupos diferentes, cuestiones relacionadas con el impulso a la vivienda colaborativa en el mundo rural y con los cuidados dentro de los proyectos. Para el primero de los temas, se contó con la coordinación de la Asociación Re-viviendo y Carlos Clarimón (La Replazeta) para una mesa, interactiva y altamente participada, en la que también aportaron sus experiencias concretas los alcaldes de Loarre y Abizanda, junto con las personas impulsoras del proyecto en esta última localidad. La segunda de las temáticas estuvo conducida por Pablo Muñoz (La Replazeta) y Marga Torrego (Jubilares), quienes presentaron sus ponencias ante un nutrido grupo de personas interesadas.

El cierre de Convive Aragón se realizó tras la presentación del proyecto “Las formas de habitar la vivienda cooperativa”, de El Tinglado, entidad dedicada al urbanismo y la arquitectura que presentó el documental “Una vida en común”. La pieza audiovisual, completísima y emocionante, sirvió de broche final a dos días de intenso trabajo alrededor de la vivienda colaborativa en Aragón.

En el horizonte próximo, se realizará una recogida de conclusiones y su posterior difusión entre las personas participantes. También se cerró el encuentro con un compromiso por mejorar la difusión del modelo entre las administraciones públicas y con un fundamentado optimismo por el buen momento de la vivienda colaborativa y el interés despertado por la cita.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .