Mañanas de niebla

La niebla oculta, difumina, desenfoca. A veces, la niebla no es un fenómeno atmosférico: es un estado mental.

Me preocupa que el proyecto de Las Crisálidas empiece a estar cubierto por una boina de niebla y que nos perdamos en el camino. Se percibe cierto desánimo, se hace patente la impaciencia en obtener resultados y eso nos lleva a dispersar esfuerzos en varias direcciones, perdiendo el foco de la que debería ser una visión compartida.

Expresiones como “tenemos que tener un solar en tres (o seis, o doce) meses” son comprensibles ya que el nuestro es un proyecto para un envejecimiento activo, o sea para ya, para mientras estamos aún bien. Sin embargo, estas prisas no se focalizan en un objetivo más o menos definido, sino que, en esa especie de desesperanza (que no desesperación), vamos dando palos de ciego.

   Porque a unas personas les urge vivir ya en comunidad, pero otras prefieren esperar unos años y aprovechar los primeros años de jubilación para viajar o tienen responsabilidades familiares que atender. Porque priorizamos unas u otras zonas donde ubicarnos, no sólo rurales frente a urbanitas sino este barrio frente a aquel. Porque discrepamos acerca de la orientación de las unidades habitacionales, de la proporción de espacios comunes frente a los privativos, de cómo repartir los costes. Porque, frente al modelo llamémosle “puro” de cooperativa en cesión de uso, nos planteamos ahora el de promoción por inversionistas y alquiler a la cooperativa.

   Y, como consecuencia de esta dispersión, de este desánimo, se reduce la participación y las personas que están tirando del carro dan muestras de cansancio y piden el relevo.

Falta participación, falta visión compartida, faltan debates sosegados, falta saber compaginar el asambleísmo y el liderazgo de los órganos de gestión.

   Pero no, no estamos perdidos en la niebla. No todavía. La niebla natural acaba dispersándose por sí misma pero levantar la niebla mental que nos envuelve requiere un esfuerzo.

Lo lograremos, porque sabemos que “mañanas de niebla, tardes de paseo”.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Del solar, edificación y más

¿Solar, edificación, capital social, alquiler, socio inversor…? Son palabras con su significado correspondiente que, en el proyecto colectivo de Las Crisálidas, como en cualquiera de similares características, se repiten desde el principio o van surgiendo nuevas durante su gestación hasta la concreción final en forma de alojamientos de vida comunitaria y colaborativa. Se supone que ahora estamos en una fase intermedia en la que hemos invertido ya varios años y, tal vez, debemos pensar ya en cómo pasar a los siguientes capítulos del relato.

   Según vamos llenando páginas sobre este proceso, tan nuevo para mucha de la gente que hasta aquí hemos llegado, parece evidente que estamos avanzando hacia el punto común que haga realidad nuestro proyecto. El modelo teórico ya tiene una forma bastante reconocible, pero en lo material, en lo práctico, en lo tangible y visible al exterior ¿dónde estamos?

Tal vez nos hemos centrado mucho en el “cómo” y el “con quién”; incluso vamos trabajando con relación a “qué modelo arquitectónico” o “por cuánto dinero saldrá y cómo repartir el coste”, etc. ¿Será ahora el momento crítico de enfrentarnos seriamente al “dónde”? ¿En qué lugar establecemos la base sobre la cual ir definiendo todos los demás interrogantes? 

En las últimas reuniones de la Comisión de Solares y Edificación y de la Coordinadora de Comisiones, se ha expresado que desde varios meses atrás hay una sensación de ralentización del trabajo de la Comisión como grupo activo. Falta una opción clara y concreta sobre la ubicación que plantear a la Asamblea, aunque siguen existiendo varias sobre la mesa.

El solar definitivo en el que se ubique la primera cooperativa de Las Crisálidas tendrá unas peculiaridades que podrán parecer positivas o negativas según quien las valore, y en algunos aspectos habrá una mayoría de consenso, pero en cualquier caso habrá que hacer concesiones para llegar, como mínimo, al consentimiento entre el grupo que se decida a decir “aquí”. A ese grupo lo podemos llamar grupo motor.

Por todo lo anterior, sirva este escrito para reiterar la propuesta de realizar una asambleílla de información, debate, sondeo de voluntades y expresión de la posición personal de cada cooperativista sobre si apostar por un solar determinado y decidir de qué forma hacerlo: compra, cesión de derecho de superficie, u otras fórmulas que últimamente se van comentando en reuniones informales con relación a posibles inversores internos y externos.

Todo ello debería ocurrir en un plazo razonable.   Llegados a este punto, solo queda hacer lo posible para que en Las Crisálidas podamos tener una primavera de decisiones acertadas, y, consecuentemente, un verano de abundante y buena cosecha.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Reunión de Coordinadores de Comisiones

[23 de enero de 2024]

La esencia de la Asociación es, somos, las personas que la formamos y el proyecto de vida compartida con el que soñamos. Una vida compartida y activa que vamos ya iniciando y entrenando con nuestra participación en las múltiples y variadas propuestas que surgen cuando nos juntamos dos o tres y decimos ”pues podríamos hacer…”.

   Es una riqueza a cuidar porque va creando entre nosotros comunicación vital: hacer juntos, además de hablar, y va tejiendo los lazos que harán posible el convivir de los diferentes.

Las Comisiones Sectoriales son la estructura funcional que la Asociación propone a todos sus socios para encauzar (según gustos, capacidades, intereses…) esas iniciativas, esos proyectos personales que aspiramos a compartir en el futuro, y que ya hoy van dando forma a nuestra Asociación.

   En la actualidad funcionan siete comisiones (Acogida, Actividades, Comunicación, Cuidados, Economía, Estatutos y Reglamento de Régimen Interior, Solares y Edificación) y varios Grupos de Trabajo (Relaciones Externas, Relaciones Institucionales y, asociado a la Comisión de Economía, el de Reparto de Costes). Mención especial merece el Consejo de Redacción de este Boletín, formado por personas incansables, eficientes y puntuales.

El día 23 nos reunimos en el Centro “Joaquín Roncal” lo que llamamos la Coordinadora de Comisiones, formada por la Junta Coordinadora y el coordinador de cada Comisión y grupo de trabajo activo, en total 15 personas.

   El objetivo era tomar el pulso a la vida de la Asociación: en qué punto estamos, qué objetivos nos planteamos en el 2024, qué necesidades tenemos en cuanto a formación y funcionamiento, y posibles colaboraciones entre las distintas comisiones.

   Fueron dos horas intensas preparadas con anterioridad por cada grupo, lo que hizo que las propuestas llegaran ya formuladas y concisas. No voy a incluirlas aquí todas, en breve se subirá a la web el acta para que podáis consultarla todos los socios, me limito a señalar varias constantes que surgieron en casi todas las Comisiones:

  • Necesidad de nuevos socios en las comisiones
  • Importancia de promover la formación interna en los aspectos centrales del proyecto: cooperativismo, cesión de uso, cuidados…
  • Contactar con profesionales que nos orienten (La Replazeta, Jubilares, Amediar…)
  • Que las reuniones de las Comisiones, por lo menos algunas, sean abiertas a todos los socios, y con Orden del día público.

   Con que… ¡manos a la obra! El 2024 acaba de empezar pero hay mucha tarea en marcha y más que nos irá saliendo. Ya nos lo iremos contando, es tarea de todas.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Hablemos de la pasta

10. f. coloq. dinero

                                                                         Sinónimos: dinero, moneda, efectivo, numerario, cuartos,
                                                                                guita, moni, tela, lana, parné, billete, morlacos, feria,  reales, pisto, bolas, mango, guano, maracandacas.

(Diccionario RAE)

Seamos claros: somos mayores, nos ha costado mucho esfuerzo reunir unos ahorros y… nos preocupa la pasta. Los proyectos de cohousing no son baratos, sobre todo si tenemos que cargar con su coste sin ninguna ayuda institucional. Una primera cuestión es seguir reivindicando nuestra condición de equipamiento social, de forma que nos permita acceder a suelo dotacional y a subvenciones, avales, exenciones de impuestos, etc. Tenemos que creernos la realidad de que aportamos un modelo de convivencia que representa múltiples ventajas, tanto para jóvenes que buscan una alternativa viable de acceso a la vivienda como, en nuestro caso, espacio de convivencia y cuidados para lo que nos gusta llamar la segunda mitad de nuestra vida. Espacio que representa una alternativa entre la atención individual en domicilio y las residencias geriátricas y que, por tanto, acabará por imponerse como una tercera vía entre ambas. Realidad ésta que debemos plantear con firmeza y determinación a responsables políticos y técnicos de la Administración, puesto que nos amparan derechos constitucionales y venimos a colaborar en la resolución de problemas sociales como la soledad y la atención en los procesos de envejecimiento.

   Pero mientras ese cambio de mentalidad se produce, nosotros vamos envejeciendo y nos urge ya levantar nuestro proyecto. Por ello, nos afanamos en buscar un solar adecuado en el que ubicarnos y, ante la perspectiva de una posible opción de compra, nos entra el desasosiego. ¿Cómo lo pagaremos?

   Lo primero que tendríamos que pensar, a mi juicio, es que no vamos a comprarnos un apartamento. Vamos a ser socios de una cooperativa de consumidores y usuarios que construye un centro de convivencia en el que las personas socias que así lo decidan tendrán derecho de uso de una unidad habitacional y de los espacios y servicios comunes. El matiz es importante porque, aunque se manejen estimaciones de lo que costaría a cada unidad habitacional (individual o compartida), no es necesariamente un importe a desembolsar de antemano, sino que existen alternativas que combinan una aportación al capital social y un préstamo bancario a la cooperativa que se pagará mediante cuotas mensuales. Así que no debería importarnos tanto el coste sino la forma en que resolvemos el reto de encontrar unas cifras de aportaciones al capital y cuotas mensuales que permitan ser atendidas de acuerdo con la situación económica de cada cual.

Otro tema es cómo se reparten los costes entre lo que son espacios privativos (las unidades habitacionales), los espacios compartidos como comedor, salas polivalentes, biblioteca, etc. y la infraestructura de acceso a ambos como escaleras, ascensores, pasillos, etc. Y aquí las opciones son variadas y los criterios en los que se basan son dignos de ser escuchados. La reciente

visita de la presidenta de la cooperativa Axuntase, de Asturias, nos ha aportado elementos de reflexión a tener en cuenta. Otras experiencias como Trabensol, Brisa del Cantábrico, Sostre Cívic y el grupo REAS Vivienda nos pueden servir de guía en nuestras reflexiones para llegar a decisiones por consenso en las que todas podamos sentirnos cómodas.    La pasta tiene muchas variantes y recetas. Sentémonos a la mesa con buena disposición a probarlas y elegir la que más nos guste a todas.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Asun nos comparte la experiencia de Axuntase

¡Sentimos envidia, sana! Axuntase es un proyecto asturiano que hoy, después de nueve años, van a visitar, cada jueves, las obras de su futuro “hogar”.

   Han superado muchos obstáculos y han contado con ayudas, como la de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, que aprobó el Criterio Interpretativo que valora los alojamientos de viviendas colaborativas como equipamientos sociales. De ahí que reciban una buena subvención por Unidad Convivencial.

  Compraron un terreno de 9000 m2 en Lugo de Llanera, muy próximo a grandes ciudades.

   Un terreno donde van a poder vivir con un horizonte abierto y en contacto con la naturaleza.

   No limitan las edades más jóvenes, y ya se han iniciado en su interacción con el entorno, poniendo en marcha una comunidad energética.

   Han dispuesto una financiación flexible según las posibilidades de cada socia y garantizan el futuro de la Cooperativa contribuyendo, desde el principio, en un fondo de reserva.

   Se han rodeado de especialistas como un periodista, un abogado, etc. que creen en este tipo de proyectos.

   Les ha sido beneficiosa la realización de jornadas, foros y presentaciones, para que todas conozcan esta alternativa comunitaria de vida.

  Nos cuenta que al grupo le ha servido mucho hacer los duelos en los momentos de crisis y las celebraciones de los logros progresivos; poner atención en muchos aprendizajes, entre ellos los desapegos a lo individual, el “pasar de lo mío a lo nuestro”, y el tener una socia con la función de mediadora.

   Un deporte de riesgo que “los mantiene muy vivos”.

   ¡Gracias a Somos Cuidados Comunes que ha organizado este encuentro!

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Comunidades de Cuidados

[12 de diciembre de 2023]

  Este 12 de diciembre, Nélida y yo, de Las Crisálidas, asistimos a la presentación de la investigación del trabajo de innovación social sobre Co-cuidados que el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha confiado a Jubilares y siete cooperativas de Viviendas Colaborativas, con fondos Next Generation del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

   Consideramos que, sobre todo, ha sido una jornada de visibilización del valor de los cuidados para la sostenibilidad de la vida.

   Desde la Comisión de Cuidados de Las Crisálidas hemos trabajado los conceptos que en la jornada, las siete cooperativas participantes, han reforzado:

  • Un Sistema de Cuidados es el pilar del Estado del Bienestar Social.
  • Desde una perspectiva transversal e integral está el Derecho a ser cuidado y el Derecho a cuidar en condiciones dignas y de igualdad, tanto en su forma remunerada como no.
  • La atención centrada en la persona y en su plan de vida. Modelo ACP.
  • Se trata de cuidados para la autonomía personal, de larga duración, para toda la vida.
  • Un modelo residencial en el marco de convivencia de su entorno comunitario. Sólo en comunidades se pueden recibir cuidados.

   La vivienda es un derecho individual con una finalidad social.

   Se aprovechó la jornada para implicar a la Administración, a la Universidad y a FECOVI. Allí expusieron la necesidad de normativizar el modelo y de trabajar desde lo público comunitario.   La investigación del grupo ha estado acompañada por profesionales de la Asociación Jubilares, que acompañan en hacer diagnósticos, formar y en el seguimiento de procesos en diferentes proyectos: Ciudades Amigables (también Zaragoza), Observatorio para la Soledad no Deseada, Las Comunidades de Cuidados, etc.   En los próximos años 2024-2030 la Estrategia Estatal de Desinstitucionalización pretende transformar el modelo de cuidados asistenciales en instituciones, a un modelo basado en la atención comunitaria. Sería un deseo el que se nos considerase a los proyectos de Aragón elementos para evidenciar unos planes de cuidados que llevasen a esa transformación de modelo.

Subirse al tren

 Llevamos casi un año subidos al tren de la Cooperativa. Un viaje motivador desde donde recorrer y buscar rincones, lugares, caminos… Ha llegado la hora de parar el tren e invitar a subir a quienes deseen compartir este recorrido con aquellas personas que ya vamos a bordo del mismo.

   Nuestro proyecto de vivienda colaborativa, a la par complejo y prometedor, lleva un trabajo que se materializa en la actualidad con la posibilidad de que más personas socias de la Asociación Las Crisálidas se puedan incorporar a la primera Cooperativa surgida desde su inicio.

   En un primer momento fueron los socios promotores, es decir, todos aquellos que inicialmente se decidieron a participar de este gran viaje. Muchas personas se han incorporado con posterioridad a la Asociación y éste es su momento para subirse al tren.

   Desde el Consejo Rector se han enviado cartas a las personas socias no cooperativistas para invitarles a que se unan a esta gran familia que poco a poco va aumentando. Respecto a aquellas personas que estén interesadas y así lo soliciten, se ha pensado que sería interesante que, antes de su ingreso, reciban unas charlas o talleres informativos para explicarles la historia de Las Crisálidas, los logros conseguidos y dónde estamos en este momento. También para intentar resolver las dudas que seguro se plantean.

   Las solicitudes y la aceptación por parte de la Asamblea de la Cooperativa será el escalón definitivo para participar en este viaje donde cada cooperativista elegirá sus propias estaciones y apeaderos. Otra elección puede ser optar a ser simplemente socios expectantes hasta que el destino satisfaga sus deseos o consideren que es el momento idóneo. Sabemos que no es un camino fácil, pero hay que recorrerlo para llegar.

   Este tren seguirá su recorrido con los nuevos viajeros siempre abierto a quién quiera subirse. Cada cual deberá meditar su implicación y si le merece la pena.

   El camino y los posibles destinos están ahí para descubrirlos entre todos.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Venimos simplemente a trabajar

   Después de la Asamblea y jornada electoral donde fuimos elegidas.

  Allí estábamos, éramos 7 personas reunidas en torno a una mesa de cafetería una mañana de octubre en Zaragoza, todavía hacía calor pese a estar en el comienzo del otoño. Un poco inseguras y expectantes acerca del papel a desempeñar en la Junta.

   Afortunadamente, contábamos con la inestimable presencia de dos miembros de la anterior Junta, lo que nos daba confianza en la continuidad de la labor realizada. Y, eso sí, todas con ilusión y ánimos puestos en el futuro.

   Lo primero fue conocernos, presentarnos y poner sobre la mesa lo que cada una de nosotras creía que podía aportar al buen funcionamiento de la Junta y, por ende, a la Asociación.

   A continuación, la carta a los Reyes, cuales son nuestros objetivos para los próximos dos años. Y, de acuerdo con las habilidades presentadas, el reparto de papeles, aunque quedó bien claro que la intención de todas es trabajar mancomunadamente y arrimar el hombro en todo lo que haga falta. Todas para una …

   Hemos tenido ya tres reuniones, la segunda con otros miembros de la anterior Junta Coordinadora, para tratar temas relacionados con el traspaso de funciones, conocimientos y documentación, a los que agradecemos su disposición.

   De los objetivos que nos hemos propuesto, los dos primeros, como mencionó Conchi en su nota justo después de la elección de la Junta, y en opinión general, son los más importantes:

  • Aumentar el número de Socios, y
  • Fomentar la participación en la Asociación

Aumentar el número de Socios

   En cuanto al primer objetivo, debemos admitir que es nuestro deseo e ilusión, pero que todavía no hemos concretado un programa o acciones específicas. Es un tema que debemos considerar y detallar en futuras reuniones.

   Pero sobre el que ya tenemos algunas premisas:

  • Tenemos que tratar de llegar a personas de menor edad para reducir la edad promedio de los socios de la Asociación. Esto es fundamental para garantizar la continuidad del proyecto y diversificar la pirámide de edad evitando tener un alto número de personas necesitadas de cuidados al mismo tiempo.
     
  • Debemos ser conscientes de que estamos formando un grupo cuyo objetivo es la convivencia estrecha, algo así como una familia, para el resto de nuestras vidas, por lo que es importante que compartan nuestros valores.
    Recordad cuando, hace ya años, en nuestra juventud, entablábamos relaciones buscando una pareja estable, nos lo tomábamos en serio, ¿no? Bueno, y ahora también, claro. Pues eso …

Fomentar la participación en la Asociación

   Este es el segundo de nuestros objetivos, pero no por ello menos importante.

   Enlazando con lo comentado antes, estamos conformando un grupo cuyo objetivo es convivir. Lo repetimos y no nos cansamos porque a veces lo olvidamos. Y continuando con el símil de la pareja, cuánto tiempo no habremos dedicado a conocer, a establecer confianza, complicidad, no sólo con la pareja potencial, sino con su entorno, familia, etc. Pues eso …

  Tenemos unos cuantos asuntos importantes pendientes de concretar, los económicos: la financiación, el reparto de costes, también la ubicación, el solar y el diseño constructivo. Sin embargo no debemos olvidar que todo ello pivota sobre un punto más importante: la convivencia en armonía y el bienestar común. Esto último finalmente, es lo que realmente importa.

   Tampoco tenemos todavía detallado el programa, pero sí tenemos claro que debemos esforzarnos en aumentar las actividades conjuntas de la Asociación y promover tanto la asistencia a las mismas como la participación activa. Necesitamos todas vuestras ideas e iniciativas.

   En el primero de ellos, la ampliación del número de socios, al margen de las campañas y medios que podamos utilizar, los mejores vendedores del proyecto sois vosotras, el boca a boca es la herramienta más eficaz. Estamos seguras de que lo habéis estado practicando, así que ¡seguid haciéndolo!, sin vuestra ayuda no funcionará.

   Y, por supuesto, en el segundo la necesidad de vuestra colaboración, asistencia a las diferentes actividades, reuniones, actos, etc., es más que fundamental. Este proyecto será real y se llevará a cabo si todas colaboramos. O no llegará a ser. Estamos seguras de que lo lograremos

   Y, como despedida, sólo queremos hacer referencia al título, que nos recuerda aquella canción de La Bullonera de hace tantos años: “Venimos simplemente a trabajar, como uno más …”,

   Os necesitamos. Sin vosotras no lo conseguiremos.

Javier Casado, por la Junta Coordinadora

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .

Difundiendo el modelo de Vivienda Colaborativa en Cesión de Uso

[6 de octubre de 2023]

  Sigue adelante la apuesta por dar a conocer a la población en qué consiste la idea de una vida comunitaria y colaborativa. Lo hacemos desde nuestra asociación y también participando en el Plan de Comunicación de REAS Aragón Vivienda.

   El pasado día 6 de octubre tuvo lugar una charla sobre el tema que nos ocupa en el Centro Cívico Estación del Norte a cargo de Anabel García Recio, la actual coordinadora del trabajo sobre vivienda colaborativa que, con la participación de todos los proyectos actualmente en marcha en Aragón, se está llevando a cabo en REAS.

   Fue muy grato y entrañable reencontrarnos en el salón de actos muchas personas que ya estamos en este camino.

   Anabel hizo una clara y didáctica exposición de los principios y fundamentos que definen este modelo. Cabe mencionar también su planteamiento sobre las peculiaridades de las distintas orientaciones que pueden tener estos proyectos: alojamiento para jóvenes, para colectivos con necesidades especiales, intergeneracionales, “senior”, etc.

   En cuanto al perfil “senior”, estuvo especialmente acertada abordando nuestra singularidad como colectivo. También se puede mencionar el momento especial en el que dio paso a las intervenciones del público para matizar algún concepto o contestar alguna pregunta. Por parte de Las Crisálidas dio la palabra a Alfredo quien empezó por aclarar con buen humor que hacía unas horas que ya no era nuestro presidente por las recientes elecciones que han conformado una nueva Junta Coordinadora.

   Para terminar, no queremos dejar pasar una autocrítica constructiva que debemos tener en cuenta como colectivo por la vivienda colaborativa en cesión de uso. Nos referimos al hecho de que reencontrarnos tantos “militantes del cohousing” fue muy agradable, pero ver que aparentemente constituíamos la mayoría del público presente implica que, por esta vez, y a pesar de la difusión que hicimos por redes sociales y entre nuestros allegados, no conseguimos atraer la deseada cantidad de savia nueva para nuestro árbol colaborativo.

   Seguiremos cubriendo etapas para llegar a la gente que todavía no nos conoce.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: .