Segunda sesión del taller de «Amediar» para Las Crisálidas

—Una vivencia personal—

[19 de octubre de 2022, 18:30]

  Continúa el taller de Amediar. Hemos compartido la segunda sesión de las cuatro previstas y se sigue afianzando el consenso de progresar en la cohesión, cooperación y diálogo dentro del Grupo Crisálidas.

   Desde la realidad que ahora vivimos, busco en mi memoria los antecedentes de este encuentro con la mediación y la resolución de conflictos. Todo empezó al plantearse la constitución formal de la Comisión de Acogida y Mediación. El tema también estuvo presente en la redacción del Boletín, que dedicó tiempo y energía a debatir sobre la importancia del cuidado de las relaciones interpersonales en nuestro sueño socio cooperativo. Finalmente, La Junta Coordinadora se hizo eco del asunto y acordó darle un espacio de la mano de personas expertas y de solvencia. Así llegamos a la Asociación Amediar, recomendada por la Replazeta y avalada por Pepa Alcaraz y otras compañeras.

   Ahora estamos, aproximadamente veinte crisálildas, en el ecuador de este curso teórico-práctico que dirigen, Teresa y Pilar (Amediar).

   Tal vez nuestras expectativas individuales no eran las mismas al empezar, pero, felizmente, hemos llegado a donde ahora estamos, con una compartida esperanza de futuro y confiando en que estas sesiones nos descubran, actualicen o reafirmen cauces y herramientas de buen entendimiento para el camino que tenemos por delante en la casi ya veterana Asociación y en la nueva Cooperativa.

   Las dos horas de sesión del último día me han confirmado que una buena comunicación organizacional y entre individuos del grupo es fundamental y contribuye decisivamente al éxito del proyecto que pretendemos. Igualmente, es claro para mí que la participación y el sentimiento de pertenencia se multiplican cuando te sientes tenido en cuenta; o, en caso contrario, cuando tienes buenos cauces de expresión y escucha dentro de la dinámica del colectivo.

   También, en esta última sesión, poner en práctica entre las personas que allí estábamos algunas propuestas de situaciones habituales en grupos humanos, me ha abierto los ojos respecto a algunas de las vicisitudes que, como colectivo, hemos vivido en los últimos tiempos. He podido vislumbrar cómo puede ser nuestro futuro según sigamos unas pautas de relación u otras; según nos veamos como grupo y a cada cual de una forma u otra.

   Para terminar, solo tres pinceladas de lo vivido hasta ahora en el “curso”: dos herramientas basadas en la experiencia del trabajo de mediación y en nuestra realidad de grupo y, la tercera pincelada, una propuesta de trabajo manual colectivo. Estas tres dinámicas nos han ofrecido claves para un buen camino juntas. Por si ha lugar a practicarlas o recordar esos momentos, quedémonos con: “El Círculo de Diálogo”, “El Barómetro de Opinión” y “La Torre de Espaguetis”.

   Para más detalles, ver el informe de Beatriz, colgado en la web.

   Por el momento, seguiremos nuestras sesiones hasta diciembre.

José Luis Martínez Lacasa

Taller de mediación

[29 de septiembre de 2022; 18:00]

 En el Centro Joaquín Roncal ha tenido lugar el primero de los cuatro talleres propuestos por la Asociación AMEDIAR desde el proyecto “Espacios de mediación intercultural y comunitaria” en colaboración con la Diputación General de Aragón.

   Antes del mismo hemos tenido la posibilidad de rellenar un cuestionario con los temas que se podrían o desearían abordar para que el trabajo en las sesiones pueda estar centrado en la realidad de Las Crisálidas.

   El programa abarca: La naturaleza del conflicto, resistencias y malentendidos, roles, mediación y otras herramientas grupales.

   Asistimos 18 crisálidas y hemos quedado satisfechas con el contenido que se ha desarrollado y mantenemos nuestro deseo de terminar la formación de los tres talleres que faltan.

 Entre otros, ha sido clarificador el ejercicio de escucha de todas las voces para tener un mapa de la realidad en un momento dado y en otro momento nos han presentado las distintas posiciones ante el conflicto, como un espejo de la realidad que cada uno puede vivir y no como juicio de valor entre las distintas posiciones.

   Si alguna crisálida lo desea podría incorporarse en la próxima sesión del 19 de octubre.

Ana y Carmen

Desayuno

[24 de septiembre de 2022; 11:00]

El sábado 24 de septiembre y ya con el curso empezado, nos dimos cita de nuevo para un chocolate. Más de 20 crisálidas nos juntamos en la plaza Sas en torno a unas mesas que se iban estirando conforme íbamos acudiendo.

   Se creó un buen ambiente, la temperatura fue muy agradable y había ganicas de vernos sin las tensiones de los debates. Nos sirvió también para hablar de futuras actividades, como la que nos propuso Ernesto, abriendo las puertas de su club de montaña a todos los soci@s.

   Nos despedimos hasta muy pronto, sabiendo que nos esperan decisiones importantes.

   Hasta la próxima🦋

Ana Azón

Tormenta de otoño

[9 de septiembre de 2022, 18:30]

Tras un extenuante verano en el que el rigor climático y el ciclo vacacional han marcado la consabida relajación estival de nuestras obligaciones y ritmo vital, ha llegado septiembre. Un mes para los reencuentros, la renovación de compromisos o la adquisición de otros nuevos. También, meteorológicamente hablando, un periodo en el que la inestabilidad del aire, junto a la humedad y cualquier factor desencadenante, hacen que se formen fuertes tormentas.

Estos últimos días hemos vivido nuestra propia tormenta en la asociación.

   El pasado día 9 de septiembre tuvimos una reunión plenaria para tratar los temas de la financiación de la cooperativa y del porcentaje de capital social.

   Tras la exposición de las ventajas e inconvenientes de las diversas formas de financiación, las intervenciones habidas dejaron patente las diferentes posturas con respecto a ésta. Desde una autofinanciación que evitaría el encarecimiento del proyecto y de la cuota mensual hasta la financiación externa que facilitaría una mayor adhesión de socios y la financiación mixta en la que cada socio podría adoptar una u otra fórmula según sus necesidades o conveniencias; sin olvidar la financiación mancomunada o la enteramente privada por parte del socio que la necesite u opte por ella. También se comentó sobre la deriva del proyecto inicial y la solidaridad con los socios que tengan dificultades, la necesidad de constituir ya la cooperativa para avanzar o de posponerla para aclarar aspectos relativos a esta; así como sobre el capital aportado y su consideración (hubo numerosas intervenciones de las que no recuerdo todas ni todos los detalles, por lo que pudiera incurrir en graves olvidos).

   Las estimaciones de costes, las incertidumbres de ciertos aspectos esenciales con respecto al proyecto que hasta que no se forme la cooperativa no se resolverán y ciertas discrepancias con respecto al proyecto, fomentaron una situación de inestabilidad en algunos socios que decidieron, esta última semana, abandonar Las Crisálidas. Se conjugaron todos los factores para que se desencadenara la tormenta: inestabilidad (incertidumbre), humedad del aire (reflexiones personales sobre el proyecto y su deriva), mecanismo que propicie la elevación del aire caliente y húmedo hacia las capas frías (malestar en algunas intervenciones del plenario y comentarios en el chat…). El resultado de esta apreciación personal o situación, hizo que se produjesen unas bajas en cascada que afectaron al ánimo de la asociación.

   Después de las intervenciones citadas hubo turno para los portavoces de los grupos de debate, que expusieron y/o resumieron sus conclusiones respecto a lo que se propuso debatir.

   En el Grupo A la opinión mayoritaria apoya la financiación mixta, el debate fue largo y no se pudo debatir ni tomar decisiones sobre el punto del capital social. Se interpeló sobre la elección del solar del Barrio de Jesús a los miembros de la Comisión de Solares, quedando claro que dicha elección servía únicamente para elaborar un ejemplo de proyecto a presentar al Ayuntamiento, quedando abierta la posibilidad de que el proyecto pueda desarrollarse en cualquier otra ubicación.

   En el Grupo B, al no existir unanimidad sobre la financiación se acuerda seguir estudiándola. Plantean la posibilidad de buscar un promotor privado para la construcción y definir cómo debe ser el retorno del capital social. También se opina que el proyecto de colaboración con la Asociación de Vecinos del Bº de Jesús es viable.

   Por parte de la Comisión de Solares se informa de las conclusiones reflejadas en la última acta y además, por parte de otros miembros, se informa de la existencia de solares en Arcosur y Cuarte; y de un solar en el Actur que por sus características sería idóneo ya que podría albergar 35 apartamentos y constaría de planta baja más dos. El precio es de 1.450.000€, a negociar.

   Por último se decidió seguir con el proceso de constitución de la cooperativa y para tal efecto se convocó una Asamblea Preconstituyente para el 27 de septiembre, en la que se establezca el calendario y también el proceso de elecciones al Consejo Rector.

   Se planteó también la celebración de otra reunión plenaria para tratar de temas como de los cuidados y otros puntos a contemplar en el futuro Reglamento de Régimen Interno.

   Las tormentas refrescan el ambiente, duran poco y constituyen una recarga energética. Tras la tempestad vuelve la calma.

Quedadas veraniegas

[Mates de julio y agosto de 2022, 20:00]

    Cuando llega el verano me encuentro como extranjera en mi propia ciudad: calles desiertas por el calor, la ausencia de gente y una tranquilidad especial. Voy de turista a todas partes, estoy como en esos cruceros en los que vas bajando en diferentes ciudades para hacer visita turística.

   Conocer lugares nuevos.

   Como en el viaje imaginario, estos días también nos encontramos con otras turistas para pasar unos ratos en buena compañía, unas veces alguien propone un cine, otras un chocolate mañanero y, por supuesto, las quedadas veraniegas de los martes en la tardenoche zaragozana, en las que hablamos y vamos planificando nuestro futuro juntas.

   Conocer gente nueva.

   Unos días vamos más y otros menos, pero siempre acude alguien y es un agradable el encuentro de charradica y cervecica.

   También hemos hecho manualidades, preludio de nuevas aficiones, como el taller de fabricación de perfumadores de lavanda, en el que ejercitamos nuestras habilidades y disfrutamos de la sororidad.

   Hacer cosas nuevas.

   El verano se acaba pronto y seguiremos con otras actividades

   Pero ya, en tierra firme.

Comida fin de agosto

[27 de Agosto de 2022, 12:30 – 20:30]

   Una comida fue la excusa perfecta para reencontrarnos de nuevo después del verano. Gracias a Pepe, teníamos anotada esa fecha en el calendario desde hace tiempo y el resultado fue que un nutrido grupo de Crisálidas nos pudimos dar de nuevo un abrazo.

   Resultó un día amable, sin exceso de calor, con las vacaciones recientes para muchos y sobre todo con ganas de retomar nuestro proyecto y hablar de muchas cosas.

   Hubo aperitivos, sangría y una paella riquísima que nos supo a gloria. Tras el helado, el café y las pastas que Carmen y Conchi nos trajeron de su pueblo, nos reunimos en una sala donde se pudo hablar con tranquilidad y mucha participación sobre temas que en nada tendremos que retomar.

   Una vez más, quedó patente el grupo humano y la importancia del mismo para poder continuar y superar todas las dificultades que nos vamos a ir encontrando.

   Nos costaba despedirnos, la tarde era cada vez más agradable y terminamos degustando unas deliciosas empanadas, obra de Lucía y Ernesto, y una cervecita mientras se hablaba de viajes, del verano y el calor, de…

   Y ya fue hora de decir adiós.

   Gracias sinceras para Pepe que nos demostró una vez más su disponibilidad y su buen hacer para que no faltara nada y todos nos sintiéramos bien.

   Nos despedimos sabiendo que nos vamos a juntar muy pronto y que muchas emociones nos esperan.

Vermú torero en el jardín de Míchel y Teresa

[4 de junio de 2022, 12:00]

  Desde que empezamos a recorrer este camino crisálido ha habido una palabra clave: “conocernos”.

   Este Boletín es un medio estupendo. No hay ningún problema en contar generalidades sobre uno mismo, hacer un resumen de sus currículos: es información que nos sirve en una primera etapa, como un acercamiento a la persona. Pero desnudarse por “dentro” es muy difícil. Algunas personas han sido valientes y se han atrevido a contarnos “quiénes son” o “quiénes creen ser”. Otras somos más tímidas, nos da más pudor… ¡y nos callamos! Pero aprovechamos todas las oportunidades que se nos brindan para “presentarnos” tal cual somos.

   Y ahí entran esos encuentros formidables que con la excusa de pasar un día juntos y con una gran dosis de generosidad, las crisálidas y crisálidos nos ofrecen su espacio, su casa, para encontrarnos.

   El sábado, 4 de junio del 2022, fueron Teresa y Michel, los que se “inventaron” un vermú torero en su terrero de Montañana. ¡Y pasamos un día fabuloso!

   Ya casi somos maestros en eso de repartirnos por los coches y allí que fuimos llegando los veintidós componentes de la última lista y creo que alguno más.

   Nos recibieron los anfitriones y fuimos pasando al jardín. ¡Una maravilla! Allí descubrimos a un Michel que sabíamos aficionado a la jardinería y que tenía “un huerto”, pero aquello era como un sueño: árboles preciosos (yo me quedé prendada de un cedro negro que parece salido de un cuento de hadas), y miles de flores con las que “juega” a reproducirlas y hasta un grupito de macetas dispuestas para que nos las pudiéramos llevar si las queríamos, y un invernadero grande para proteger semilleros y plantitas… ¡En fin, con semejante afición entendí perfectamente que no le apeteciera irse a vivir a “Puente de tablas”.

   Después se “hicieron” espontáneamente dos grupos: uno en la cocina con Teresa para preparar las ensaladas, la ensaladilla rusa y las demás cosas, y llevarlas a una mesa enorme, a la sombra, y el otro grupo junto al fuego, con Michel para asar las carnes y las brochetas.

La comida fue un éxito y los postres muchos y muy variados ¡y muy ricos todos!

   Después un rato de charla, sin mesa por delante, en un corro grande, para aprovechar de hablar de las cosas que nos preocupan ahora y que no tenemos ocasión de hablarlo si no es en los grupos pequeños. Estos ratos son interesantes, aunque tensionan un poco porque allí vemos las diferencias de opinión de unos y otros. Principalmente: el tema del solar (que se nos está haciendo largo), la financiación del nuestro proyecto, la distribución de costes… Y la constatación de que hay que seguir hablando mucho todavía.

En fin, un día estupendo y con ganas de repetir, y muy agradecidos a Teresa y a Michel por haber propiciado este encuentro y por las chuletillas, el chorizo, los pinchos, etc, etc y por el calor sufrido junto a las brasas. Pero sobre todo por el calorcico de su acogida y su cariño.

Fin de temporada de petanca

[12 de junio de 2022, 11:00]

El día 12 jugamos la liguilla fin de temporada de petanca.

   Estábamos pocas Crisálidas (el verano y el covid hacen de las suyas) pero con ganas de seguir afinando unos, de aprender otras.

   Esta breve temporada ha sido “iniciación” y “entrenamiento” para los que nos hemos animado a empezar con este deporte, que ni es tan suave ni tan de ancianitos.

   El juego es sano y divertido, y permite desarrollar dinámicas que nos ayudan a conocernos y relacionarnos mejor.

   A lo largo de estos meses, más de veinte personas diferentes hemos acudido a jugar o al vermú posterior. ¡Está muy bien!¡Casi una tercera parte de soci@s! ¡Y nada más empezar! Desde el equipo organizador os damos las gracias por apoyar la idea.

   Al igual que Asterix y sus amigos galos siempre celebraban la victoria con un banquete de jabalíes, el vermú con el que cerramos la partida favorece la comunicación distendida y el comentario de los temas que nos preocupan.

   ¡Volvemos en septiembre!

Fin de semana en el Valle de Tena

[25 y 26 de junio de 2022]

  Cada día resulta más complicado concretar una fecha para hacer algo. Vivimos con prisas y atareados, así que reunirnos finalmente 22 Crisálidas un fin de semana puede considerarse un éxito.

   Si a esto, le añadimos los pronósticos del tiempo, parecía improbable que el fin de semana saliera bien, pero nos arriesgamos y acertamos.

   El sábado, por la mañana temprano, salimos con destino a Panticosa. Desde ahí realizamos un pequeño paseo por las pasarelas que recorren unos 800 metros en la pared del congosto sobre el río Caldarés. Una pequeña subida tras las pasarelas y llegamos al mirador O Calvé con unas vistas impresionantes de Panticosa, Sierra de la Partacua y Peña Telera. Ya de vuelta, hicimos una breve visita al Balneario.

   Posteriormente nos esperaba la comida en el Embarcadero Suscalar, junto al embalse de Lanuza. Con un entorno tan espectacular cualquier cosa sabe bien, pero resultó todo muy rico. Compartirlo con buena compañía sabe mejor.

   Tras el café, breve paseo desde Sallent hasta la cascada El Salto. El Pirineo siempre es maravilloso, pero en primavera cualquier rincón es más exuberante y verde; si le añadimos riachuelos o cascadas, el cóctel es perfecto. El tiempo nos seguía respetando y la temperatura era agradable. Tuvimos tiempo de pasear por las calles de Sallent, conocer al gigante y tomar una cervecita en la terraza del Balaitus. Formigal está a un paso, y ahí estaba nuestro hotel, debajo de la Peña Foratata, rodeado de pistas alfombradas a falta del blanco que suele ser lo habitual. Un lugar ideal para descansar y tal vez soñar… Tras la cena, breve encuentro y tertulia sobre los temas que nos ocupan y nos preocupan.

   La mañana del domingo comenzó con un rico y variado desayuno y con el cielo encapotado. Tras las dudas, se decidió seguir con el plan y nos dirigimos cruzando la frontera por El Portalet hacía Artouste para coger el trenecito. Todo un acierto, porque milagrosamente, el tiempo seguía de nuestro lado.

   El viaje empieza con una subida en telecabina y posteriormente un trayecto de unos diez kilómetros a 2.000 m. de altura dentro del Parque Nacional de los Pirineos. Durante el mismo y mecidos por un tren multicolor, pudimos disfrutar de las impresionantes vistas y la belleza del paisaje con sus recortados picos, la melancólica niebla del fondo de los valles o el verde primaveral de los pastos. Un momento de disfrute para todos. Tras la llegada, en unos 15 o 20 minutos de subida, llegamos al lago de Artouste y vuelta.

   Valorar y felicitar a aquellas personas que lograron llegar hasta el lago con entusiasmo pero también con mucho esfuerzo.

   Después tomamos un pequeño refrigerio y vuelta en el trenecito, esta vez con la prometida lluvia. El recorrido aún siendo el mismo, se veía de otra manera pero igualmente fue precioso.
Algunas Crisálidas tenían algo de prisa y en el parking dimos por terminado un fin de semana rico en naturaleza y sobre todo rico en calor humano.

   En resumen dos días intensos, inesperados, exultantes por la belleza de nuestro querido Pirineo y también por la posibilidad de conocer a un grupo nuevo de Crisálidas que poco a poco van enriqueciendo y tejiendo la red de nuestra asociación.

   La montaña siempre nos espera y volveremos siempre que podamos.

   Hasta la próxima 🦋